El cilindro antibumping.

Es indispensable para esas puertas que sólo van a estar protegidas por una cerradura.

El cilindro antibumping es fácil de encontrar en las tiendas, con marcas tan populares como Cisa, Ezcurra, Tesa, Noa, Mauer, Kaba o Fichet. Comprobar las características del cilindro y comparar los precios de los diferentes modelos es vital para conseguir una buena adquisición.

Buscar información en Internet también es recomendable.

En busca de la puerta más segura.

Lo más recomendable sería apostar por la instalación de una puerta blindada, muy segura. Lo siguiente sería colocar una cerradura con dotes protectores, para lo que debería contar con cilindro antibumping; agregar un escudo protector le dificultaría el trabajo al ladrón, que no sabría la marca de la cerradura así.

Luego, podríamos elevar la seguridad por dos métodos: el tradicional consistiría en colocar un buen cerrojo en la puerta; el moderno sería decantarse por la instalación de una cerradura invisible. Y es que todas estas medidas que hemos comentado en este punto servirían para lograr una puerta casi inexpugnable; eso sí, cerrar con llave y estar atentos a los sistemas de cierre es un premisa fundamental para que la seguridad funcione. Prestar atención a la seguridad de las ventanas también será importante para prevenir ataques por otras vías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *